jueves, 19 de abril de 2012

EMPRENDER... ¿ES SIEMPRE ARRIESGAR?

Últimamente se vuelve a oír mucho el término emprendedor, emprender... se vuelve a valorar la figura del individuo que se sale del habitual círculo del empleo por cuenta ajena y se lo monta por su cuenta


Pero... ¿qué es un emprendedor? Todos al oír esta palabra pensamos en grandes empresarios multimillonarios, o autónomos que se hipotecan hasta el límite para montar su propio negocio y poder trabajar en ese proyecto que tanto le ilusiona. Por supuesto que estos dos ejemplos son grandes emprendedores, pero, dados los tiempos que corren, vamos a hacer también recortes en nuestras miras y plantearnos que hay trabajadores a nuestro lado, que con su pequeña actividad, son también grandes emprendedores decididos, y lo que es más importante... fácilmente, sin grandes riesgos económicos, con un pequeño esfuerzo, todos somos emprendedores y empresarios potenciales.

Objeto desconocido

Se me ocurren muchos ejemplos y supongo que llegados a este punto a vosotros también. ¿Diseño de bisutería? ¿Conocimientos de estética, baile, idiomas...? ¿Eres la súper-ama de casa y nadie te gana en tareas domésticas? Todos, absolutamente todos tenemos conocimientos, experiencia y habilidades, solo necesitamos la decisión, el trabajo y la constancia para hacer de ellos una forma de vida, de poder dedicarnos a un proyecto propio que nos ilusione y, quien sabe si en un futuro, cuando los clientes nos desborden, generar empleo (que tanta falta hace a día de hoy)

Son muchas las vías y los recursos que tenemos para dar a conocer nuestra actividad: amigos, ámbito laboral, familia, prensa escrita... pero sobre todo uno, que nos abre las puertas al mundo: internet. Casi cualquier persona puede tener hoy acceso a la red, y con una simple conexión y la constancia y el trabajo que antes mencionaba, tendrás la posibilidad de darte a conocer, ofrecer tus servicios y empezar tu larga y fructífera andadura....



¡Hasta la próxima!

El equipo de Tabblio.com



Reacciones: