miércoles, 27 de junio de 2012

LOS AUTÓNOMOS Y EL COBRO DEL PARO


El pasado Noviembre se publicó en el BOE el Real Decreto 1541/2011 que establece un sistema específico de protección por cese de actividad de los trabajadores autónomos.
Actualmente, la cobertura para el paro de los autónomos es voluntaria, pero a partir de enero de 2012, la cotización por incapacidad temporal y la cotización por desempleo en el régimen general de autónomos será obligatoria para todos los afiliados.
El cese voluntario de actividad no puede ser en ningún caso la causa para el derecho al cobro de la prestación. Dentro de las situaciones que se contemplan se exigen los siguientes requisitos para el cobro:
  • El autónomo deberá acreditar su activa disponibilidad para la reincorporación al mercado de trabajo. Por tanto, el autónomo debe estar inscrito también en los Servicios Públicos de Empleo como demandante.
  • El autónomo no puede tener la edad para acceder a la pensión de jubilación y debe encontrarse al corriente de pago de las cuotas a la Seguridad Social.
  • Si el autónomo tuviera uno o más trabajadores a su cargo y se procediera a cesar su actividad, será requisito previo al cese de actividad el cumplimiento de las garantías, obligaciones y procedimientos regulados en la legislación laboral, que será acreditado mediante declaración jurada del trabajador autónomo.
  • Se necesita que el trabajador autónomo demuestra la inviabilidad económica de la actividad y cerrar completamente cualquier remanente de actividad empresarial o profesional.
¿Cómo puedo acreditar la inviabilidad de mi actividad? Pues con cualquier documentación que consideres relevante a tales efectos, además de:
  • Información fiscal relevante, como es la declaración de la renta, modelos de pagos a cuenta en el IRPF y las declaraciones de IVA, tanto de ejercicios anteriores como las últimas declaraciones del ejercicio en curso. Esta información sirve para demostrar las hipotéticas pérdidas o la caída de actividad en la empresa.
  • Documentación de ejecuciones hipotecarias, declaración de situación concursal o procedimientos judiciales que impliquen la imposibilidad económica, técnica u organizativa de seguir realizando la actividad económica.
  • En el caso de profesionales colegiados, documentación acreditativa de la baja en el colegio que implique la imposibilidad de seguir ejerciendo la actividad profesional.
  • En el caso de que el autónomo regente locales abiertos al público, deberá acreditar el cierre efectivo del local, bien mediante las cartas de suspensión de suministros, rescisión de los contratos de alquiler y las bajas oportunas del local en hacienda


Esperamos haberos sido de utilidad! Hasta la próxima!

El equipo de Tabblio.com

Reacciones: