lunes, 16 de julio de 2012

EL PLAN DE EMPRESA PARA TODOS

Todos los que se nos ha pasado por la cabeza la idea de emprender, en algún momento nos hemos encontrado con el famoso “plan de empresa”. Obviamente, no todos somos expertos empresarios ni estamos capacitados para desarrollar un proyecto de 100 páginas que defienda nuestra idea, por eso muchos deciden contratarlo o no hacerlo: un error en la mayoría de las ocasiones... Está claro que nuestro proyecto es de gran envergadura o requiere una presentación formal ante instituciones oficiales, no debemos presentar cualquier cosa; pero normalmente lo necesitamos para un pequeño crédito, posibles colaboradores, publicidad... En estos casos no es necesario un plan de gran complejidad, te enumeramos los puntos que debes desarrollar:







1.- Nombre de identificación del proyecto

Nombre, o futuro nombre, de la empresa que realiza el Plan de Empresa.



2.- Ubicación

Se debe indicar la ubicación geográfica (provincia, municipio,…) donde está o estará la empresa.



3.- Fecha de inicio

Se debe indicar cuando ha comenzado la actividad la empresa (o previsión de la fecha en que se comenzará)



4.- Tipo de sociedad o forma jurídica

Se debe indicar el régimen de constitución de la empresa (u opción elegida en caso de no estar constituida)



5.- Explicación breve de la actividad a desarrollar

Este punto debe recoger de una forma simplificada la naturaleza del negocio, las características del proyecto, el sector de actividad en el que se encuadra el producto o servicio, sus ventajas competitivas y la base sobre la que se apoyan las afirmaciones contenidas en el Plan de Empresa.



6.- Nº de trabajadores previstos

Se debe cuantificar el número de trabajadores que tiene la empresa.



7.- Cuantificación, en líneas generales, de la inversión necesaria y su financiación

La inversión que se tiene previsto acometer, así como la forma de financiación prevista para las inversiones descrita (tan simple como: inversión acometida, inversión necesaria, fondos propios y fondos ajenos)






Como ves, con estos siete puntos, cualquier persona conoce ya tu proyecto y puede valorar su viablidad; y si te ves capacitado, puedes incluir nuevos apartados como: análisis de mercado, plan de marketing, análisis previsto de la rentabilidad...



Hasta la próxima!

 El equipo de Tabblio.com

Reacciones: